Anillos de Hombre

Anillos de Hombre
5 (100%) 2 vote[s]

Un anillo para un hombre y un hombre para un anillo. Una anillo de hombre gordo, grande y masculino. Una pieza poderosa, que brille y resalte en tus manos. Una joya que te atraiga y te dé fuerza. Ese anillo que tú quieres. Ese anillo que te motiva y estás deseando comprar.

comprar anillos hombre baratos oferta

¿Por qué comprar un anillo de hombre? 

Un anillo de hombre en su dedo aporta potencia y virilidad. Es vistoso y llamativo. No deja indiferente. Promueve el respeto y la admiración. Es cierto que los anillos más comunes que llevan los hombres son las alianzas, que son piezas más bien finas y sencillas. Pero estas sortijas no tienen nada que ver con el tipo de joya a la que nos referimos. Un anillo gordo, fuerte, con presencia. Un metal redondo en tus dedos que puedas lucir con desenfado y orgullo.

No te quepa dura que cuando inicies una conversación cualquiera, durante los primeros segundos, tu interlocutor sólo verá tu anillo. Durante esos instantes tendrá tiempo a sorprenderse, intrigarse, valorar la joya que tintinea entre tus falanges y finalmente a respetarte de una manera inconsciente. ¿No se te había ocurrido verdad?

Historia de los anillos de hombre

En la actualidad los hombres, a excepción claro está de la alianza, no suelen utilizar los anillos. Esto provoca que los individuos que sí se atreven a lucirlos suelen destacar rápidamente en los entornos sociales. Lo curioso es que existe una gran tradición masculina sobre el uso de los anillos. En el antiguo egipcio eran joyas muy comunes, pero antes que eso, ya los habíamos visto en tribus indígenas, y no sólo en las manos, sino incluso en los pies. En el imperio romano solían llevarlos las clases altas. También los han lucido con orgullo cartagineses, venecianos, persas, fenicios, griegos, africanos… En fin, se puede decir que ha sido un ornamento recurrente así que lo llevamos en los genes.

Tipos de anillos de hombre

Además de los anillos que sólo tienen un uso ornamental, en la historia de estas sortijas hay que reconocer que han tenido una importancia simbólica más relevante de lo pudiera parecer.

Religiosos: las típicas alianzas y anillos de compromiso. Pero también por ejemplo la iglesia católica los ha usado para identificar a sus representantes. El anillo episcopal sin ir más lejos.

Familiares: hay piezas que simbolizan la historia de una familia y sus miembros suelen llevarlos con orgullo y traspasarlos a sus descendientes.

Sellos: lo usaban altos mandatarios y reyes para sellar documentos de gran importancia.

Fraternales y de graduación: los llevan algunos militares, miembros de asociaciones, en general grupos privados y selectos.

Deportivos: se han puesto muy de moda en la actualidad anillos con los escudos de equipos de fútbol.

Consejos para llevar anillos de hombre

Proporción: elige un anillo adecuado a la proporción de tus manos. Nuestro consejo es que la pieza debe ser grande, a no ser que tengas las manos muy pequeñas, en ese caso deberías elegir cuidadosamente unas medidas que no fueran exageradas.

Metal: conviene unificar la gama cromática. No suelen quedar bien varios anillos juntos de distintos metales. También deberías unificar dentro lo posible si lo combinas con reloj, pulsera o gemelos. Aunque tampoco es descartable que los materiales sean distintos si lo que pretendes es que se resalte al máximo. Pero en este caso, ten en cuenta que el efecto será muy llamativo.

Dedos: recuerda que el dedo anular debería reservarse para el anillo de matrimonio o compromiso. En el dedo medio suele llamar mucho la atención e incluso puede ser agresivo. En el pulgar o meñique, es interesante si eres una persona creativa y con personalidad.